Remedios caseros para la ansiedad

Esta página proporciona una completa lista con los remedios caseros para la ansiedad que han dado buenos resultados a gran cantidad de personas. Estos remedios naturales han sido extraidos de diversas fuentes y no tiene porqué ser la lista completa de remedios caseros para la ansiedad.

Remedios caseros para la ansiedad

Recuerda consultar siempre a un profesional antes de tomar en consideración los remedios caseros para la ansiedad expuestos en este artículo.

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es un trastorno del estado de ánimo que aparece cuando el paciente encadena múltiples preocupaciones. El miedo asociado a la ansiedad impide a la persona que lo padece dormir o pensar con claridad. Los síntomas de la ansiedad se describen en la propia palabra, de hecho, la palabra ansiedad proviene del latín "anxietas" que significa ahogar o molestia. Los síntomas incluyen por tanto problemas emocionales o de comportamiento y sensación de estar en peligro.

Existen diferentes tipos de ansiedad:

  • Trastorno de ansiedad generalizado: El paciente tiene una preocupación constante que no le permite desarrollar su vida con normalidad. Generalmente esa preocupación es excesiva o infundada.
  • Trastorno obsesivo-compulsivo: El paciente tiene una serie de pensamientos recurrentes que le llevan a desaroollar un comportamiento compulsivo.
  • Crisis de anguistia: La persona que sufre crisis de angusia o ataques de pánico notan que los síntomas aparecen de manera inesperada y de forma creciente. Suele haber un desencadenante del ataque.
  • Fobias: Miedos irracionales que no te permiten llevar una vida normal.
  • Trastornos post-traumáticos: En un momento puntual de la vida de una persona sucede un hecho doloroso o traumático, a partir de este momento, en situaciones similares el paciente responde con un cuadro de ansiedad post-traumática.

Los trastorno de ansiedad son bastante comunes en la sociedad actual.

Causas de la ansiedad

Los trastornos de ansiedad pueden ser causados por diferentes factores. Causas tan diversas como factores ambientales, factores médicos, genética o abuso de sustancias estupefacientes pueden ser el desencadenante de alguno de los tipos de ansiedad expuestos anteriormente.

  • Factores ambientales: Las diferentes situaciones vividas o el momento por el que esté pasando una persona pueden ser la causa de un cuadro de ansiedad. Los motivos más comunes en este ámbito suelen ser los traumas por abuso, la muerte de un ser querido, estrés en una relación personal de pareja o amistad, el trabajo, la escuela, un desastre natural...
  • Factores médicos: Los factores médicos pueden favorecer la aparición de ansiedad en el paciente. Los motivos médicos que suelen generar ansiedad pueden ser el estrés al conocer la noticia de una enfermedad médica, efectos secundarios de la medicación, el síntoma de algunas enfermedades, la falta de oxígeno en enfermedades pulmonares...
  • Abuso de sustancias: Aproximadamente la mitad de los pacientes que utilizan los servicios de salud mental por un trastorno de ansiedad lo hacen a causa del alcohol o la dependencia a alguna sustancia. Las sustancias que están más relacionadas con la ansiedad son la cocaína y anfetaminas o la abstinencia de heróina, vicodina, benzodiazepina o barbitúricos entre otros.
  • Genética: Según algunos estudios, una historia familiar en la que aparecen cuadros de ansiedad, aumenta la probabilidad de que una persona desarrolle esta dolencia. Se intuye de estos estudios que existe una predisposición genética a padecer ansiedad.

Síntomas de la ansiedad

La ansiedad suele tener unos síntomas muy marcados, pero en algunos casos estos pueden parecer otras dolencias físicas como por ejemplo un ataque al corazón. Los síntomas más claros de la ansiedad son:

  • Palpitaciones
  • Sensación de que vas a morir
  • Incapacidad para concentrarse
  • Tensión muscular
  • Sequedad en la boca
  • Sudoración
  • Náuseas
  • Hiperventilación
  • Diarrea
  • Estreñimiento
  • Irritabilidad

Estos síntomas pueden variar en el tiempo en función de si el ataque de ansiedad es de corta o larga duración. Cuanto más largo es un ataque de ansiedad, más de estos síntomas se experimentan.

Si la ansiedad aparece justo antes de una noticia o evento, esta suele remitir en cuanto esa situación a pasado, pero si la ansiedad es provocada por una relación tormentosa con otra persona (pareja, familiar...) seguramente el periodo de tiempo será bastante mayor.

Si los periodos de tiempo de la ansiedad son muy grandes (días, semanas o meses) pueden aparecer los siguientes síntomas además de los descritos anteriormente:

  • Dolor de pecho
  • Trastornos alimenticios (insuficiente o excesiva alimentación)
  • Insomnio
  • Pérdida del deseo sexual

Remedios caseros para la ansiedad

Si notas que estás empezando a aparecer los síntomas de la ansiedad, puedes seguir estos remedios caseros para la ansiedad:

  • Respira de manera profunda con respiraciones ventrales: La respiración ventral es aquella en la que en lugar de hinchar la caja torácica, se hincha la zona del vientre. Es un echo contrastado que las personas que respiran normalmente de manera ventral son mucho más tranquilas que las que no lo hacen.
  • Redirige tus pensamientos: Intenta no centrarte en la parte negativa de un problema. Trata de distraer la mente con otros temas para intentar apartar los pensamientos que te están haciendo entrar en un estado de ansiedad.
  • Racionaliza lo que te está pasando: Trata de pensar de manera racional y dejar las emociones a un lado, probablemente te darás cuenta que tu reacción está siendo exagerada y puedes  superar la situación con facilidad.
  • Haz ejercicios de relajación: Trata de evocar recuerdos relajantes ayudándote de una música tranquila para conseguir aplacar esa ansiedad. El yoga es un buen aliado contra la ansiedad.
  • Gingseng para la ansiedad: El gingseng es un potente aliado contra la depresión y los estados de ánimo bajos. Puedes encontrar gingseng en cápsulas en tu herboristeria, tómalas siguiendo el prospecto.
  • Avena contra la ansiedad: La falta de vitamina B6 puede favorecer la aparición de ansiedad ya que ayuda en la síntesis de la serotonina. La avena es rica en esta vitamina y nos ayudará a controlar y prevenir la ansiedad. Prepara una crema que harás añadiendo tres cucharadas de avena a un cuarto de litro de agua. Toma una taza de este preparado antes de la comida y la cena.

Infusiones para la ansiedad

Las infusiones pueden ayudarte a relajarte. Toma alguna de estas infusiones para prevenir o controlar la ansiedad:

  • Infusión de tila: Es de sobras conocido por todos que la tila nos ayuda a relajarnos. Toma entre 2 y 4 vasos de tila al día dependiendo de qual sea tu estado personal.
  • Infusión de amapola: La amapola es un relajante natural muy efectivo. Haz una infusión con media cucharadita de pétalos de amapola en una taza de agua caliente. Si quieres que esta te ayude a dormir, tómala 30 minutos antes de ir a la cama.
  • Infusión de valeriana: La valeriana es un excelente remedio casero para cualquier trastornos nerviosos. Haz una infusión con 15 gr. de raíz de valeriana en un vaso de agua caliente y déja reposar toda una noche antes de tomar.
  • Infusión de borraja: En los trastornos de ansiedad, se generan un exceso de hormonas suprarrenales. Una infusión de borraja te ayudará a eliminar ese exceso de esta hormona. Haz una infusión añadiendo una cucharada de hojas secas de borraja a un vaso caliente de agua.
  • Infusión de melisa: La melisa, al igual que la valeriana, nos ayuda en los trastornos nerviosos. Toma una infusión que harás añadiendo media cucharadita de melisa por taza de agua.

Como prevenir la ansiedad

La mejor manera de prevenir la ansiedad es tomar conciencia de cuales son los verdaderos problemas en la vida y tratar de racionalizar lo que nos está pasando en ese momento. En la mayoría de los pacientes, la ansiedad es un trastorno que surge de un pequeño problema que nos está preocupando más de lo que debería.

Las siguientes recomendaciones ayudan a prevenir la ansiedad:

  • Haz ejercicios de relajación, el yoga puede ser un buen aliado para prevenir la ansiedad.
  • Trata los problemas uno a uno, no intentes solucionarlos todos a la vez.
  • Haz deporte, está provado que la gente que hace deporte descarga tensiones y consigue superar las barreras mentales con mayor facilidad.
  • Lleva un estilo de vida saludable y una alimentación equilibrada. Algunos trastornos de ansiedad vienen probocados por una manera de vivir desordenada y/o la carencia de los nutrientes básicos.

Y sobre todo recuerda que un problema que no tiene solución deja de ser un problema si no piensas en él. Si no tiene solución no podemos hacer nada para arreglarlo y si tiene solución, ponla en práctica y el problema desaparecerá.

Remedios caseros para la ansiedad

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.